Nota de premsa

El Discreto Encanto de la Vida. Última Hora, 25/11/2008

Historia de la lotería

Miquel Díaz Ruiz posee una colección de décimos que ronda los 45.000 ejemplares

Miguel Díaz Ruiz, que vive en Esporles, es el presidente del Club del Coleccionismo de Mallorca (www.clubmallorca.org). Su afición son los décimos de lotería, pero sólo aquellos vendidos en Mallorca. «Otros coleccionistas reúnen décimos comprendidos entre el 00000 y el 99999, sean de donde sean. Yo sólo de aquí, de Mallorca. Es más, creo que soy el único de toda España que colecciona décimos vendidos en su comunidad». Miguel Díaz Ruiz posee una impresionante colección de décimos de lotería.

- ¿Cuándo comenzó la colección?

- En noviembre de 1996. Más que nada lo hice por ver cómo era el diseño, la forma y el papel de las de los años 50, que luego se extendieron a años posteriores. Lo digo porque en mi colección de cerca de 45.000 décimos tengo algunos que datan de 1848.

- ¿Qué paga por un décimo antiguo?

- Depende del décimo o de la antigüedad, pero, por norma general, entre los 50 céntimos, los más modernos, y los 50 euros, estos de la época de Isabel II. También se tiene en cuenta las ganas que uno tenga de comprarlo, o de que quien lo tenga quiera venderlo.

- ¿Qué se pagaba por un premio en tiempos de Isabel II?

- Si era un premio de un sorteo ordinario, unos 20.000 escudos. Si era de un extraordinario, 120.000 escudos o incluso más.

- Y todos los que tiene son décimos que se han vendido en Mallorca, ¿no?

- Los que colecciono yo, sí. Todos. Incluso los he encontrado en otras provincias. En Zaragoza y Barcelona, por mencionar dos. Lejos de Mallorca encontré unos vendidos en Palma en la época de Isabel II.

- Hábleme de algún décimo curioso.

- Depende a lo que llamemos curiosidad, pero…. Como curiosos, los que se vendieron en Mallorca entre noviembre de 1936 y la primavera de 1938. Eran décimos de la Falange, ya que como la Isla había quedado bajo mando de los nacionales, se había prohibido la venta de los de la República. A mediados del 38, como los nacionales, al haber ganado territorios contaban con más medios, emitieron su propia lotería nacional, que se diferenciaba de la de los republicanos en que llevaba un águila mientras que la de estos llevaba el escudo de la República.

- Y los premios, ¿eran iguales?

- No. El de la República era superior al de la Falange. Un premio gordo a la serie completa de aquella podría alcanzar las cien mil pesetas, incluso más, mientras que los de esta, el ‘Gordo’ para la serie completa sería de unas 60.000 pesetas, puede que según que premios un poco más. Incluso cuando los de la Falange se convirtieron en nacionales, también fueron inferiores a los de la República.

Pedro Prieto

Foto: Pere Bota

Comments are closed.